viernes, 6 de marzo de 2009

EL AGUIJÓN ON-LINE



Queremos ofrecer a los que en su día nos siguieron en esta aventura, la oportunidad de disponer de todos y cada uno de los once números del periódico "EL AGUIJÓN" con el que un grupo de entusiastas antifranquistas intentamos intervenir en la vida pública de nuestro municipio.



AGUIJÓN 1

En la época de la Transición, tiempo pródigo en ilusiones –aunque también de reconversiones aceleradas a la democracia– toman cuerpo iniciativas hasta entonces ahogadas por el autoritarismo de la dictadura franquista.

Este periódico, “El Aguijón”, fruto del entusiasmo y el activismo político de un grupo de personas escoradas a la izquierda es un ejemplo de ello.

El número 1 ve la luz en Diciembre de 1978.

La tirada es de 1000 ejemplares y por defectos de información entre la imprenta y los maquetadores el producto final ve la luz con una tipografía diminuta que hace difícil la lectura.

El periódico, por su tono satírico, es acogido con cierta expectación y su venta permite cierto optimismo.

El relato de la primera manifestación vecinal reclamando derechos elementales es una de las secciones.

Sócrates se hacía cargo de la Sección "Aguijonazos"

 http://www.scribd.com/doc/36450642


AGUIJÓN 2

Las elecciones a la Presidencia de la Unión Deportiva Orotava obligan a una intervención puntual – el fútbol, entonces (y quizás también ahora), era una plataforma desde la que ganar influencia para, desde ella, proyectarse hacia la política – que el “Aguijón” lleva a cabo utilizando las viejas armas del panfleto: una hoja volandera sitúa a los candidatos y trata de hacer una lectura de mayor calado.

En el horizonte próximo se adivinaban las elecciones municipales y ciertas "familias" se colocaban en la línea de salida.

http://www.scribd.com/doc/36450646

AGUIJÓN 3

En el ambiente comienzan a percibirse cambios y las viejas Corporaciones se baten en retirada. La Constitución de 1978 establece un nuevo escenario y las distintas sensibilidades políticas inician reagrupamientos y movimientos para enfrentarse a las próximas citas electorales; más en concreto a las municipales.

El movimiento obrero del sector de hostelería había decretado y llevado a cabo con éxito una huelga general. El "Aguijón" se hacía eco de ella.

http://www.scribd.com/doc/36450695

AGUIJÓN 4


Celebradas en marzo las elecciones generales, la inminente convocatoria de las municipales mantenía en vilo a los recien estrenados demócratas. Se iba a elegir a candidatos reconocibles – acreditados antifranquistas, franquistas reconvertidos, indiferentes, chaqueteros, etc. – y el morbo y la expectación eran grandes.

"El Aguijón" entrevistaba a las cabezas de cada candidatura y Sócrates en La Orotava y un reciente incorporado Tabengor en el Puerto desplegaban su mordacidad en la Sección de Aguijonazos.

Chano Hernández dibuja la portada.

http://www.scribd.com/doc/36450717


AGUIJÓN 5


¡Crisis en "El Aguijón"!: Los comentarios del número anterior –los Aguijonazos– no son asimilados por una parte de la Redacción y el sector ligado a la UPC abandona el periódico.

El candidato de UCD considera lesionado su honor y emprende acciones legales contra el períodico; sus redactores son procesados y se enfrentan a una condena por "injurias graves".

Hablan para el periódico los alcaldes del Valle.

Una amplia sección reflexiona sobre los mecanismos del sentimiento religioso.

Sócrates y Tabengor se ven obligados a desaparecer – el primero elige suicidarse apurando la cicuta y el otro corre a ocultarse en las cuevas de sus antepasados –; toman el relevo Voltaire y Chasna.

Gonzalo González inaugura las portadas ilustradas por artistas canarios.

http://www.scribd.com/doc/36450757

AGUIJÓN 6


Las fiestas populares ocupan el centro de este número del periódico y en su editorial proclama: "El Aguijón quiere homenajear a todos aquellos que – generalmente desde el anonimato para el gran público– han contribuido a mantener vivas estas fiestas de calle, barrio, zona o pueblo, porque su trabajo ha servido y sirve para reforzar el sentimiento solidario y de comunidad de nuestros pueblos; sentimiento profundamente amenazado hoy día en una sociedad parcelada, fragmentada e individualista".

También la marginación social encuentra su eco.

Los Aguijonazos pasan revista a la recien estrenada democracia municipal.

Domingo Vega es el autor de la portada.

http://www.scribd.com/doc/36450797


AGUIJÓN 7


"La cultura nos hará libres" –así pensaban los redactores del periódico– y por ello dedican este número a la enseñanza y la educación.

La cesión de la Biblioteca de D. Fernando del Hoyo y Dña. Laura Salazar al pueblo de La Orotava propicia una visita a la casa en la que se alberga. "El Aguijón" no puede controlar su emoción.

Pedro Garhel ilustra la portada.

AGUIJÓN 8

Los cambios que poco a poco iban instalándose en pueblos y ciudades nos movió a dedicar un número semimonográfico a la vida cotidiana.

Unas notas sobre el movimiento asociativo en el Puerto de la Cruz y sobre el quehacer de sus pescadores se complementan con la biografía de un barrio marginado: el Barrio de San Antonio.

"El Aguijón" en un rapto de epicureismo, encarnado en Omar Khayan, emprende un periplo por bares y tascas de La Orotava con resultados desastrosos –en el camino está a punto de perder a varios amigos que se sienten retratados.

La catástrofe que se produjo en la Isla en noviembre de 1826 recuerda parte de nuestra historia.


AGUIJÓN 9

La Iglesia siempre ha considerado como patrimonio el ámbito de la educación y entonces, como ahora, batallaba para retener unos privilegios de los que disfrutó durante el franquismo. No se recataba durante esa época negra de adoctrinar de forma feroz en los principios del nacional catolicismo y tampoco dudaba en proclamar sus concepciones que bien resumen las palabras de uno de sus adalides de entonces, el Cardenal Herrera Oria: "La educación nunca debe salir de las manos de aquellos a los que por derecho propio corresponde en primer lugar, o sea, a la Iglesia".

"El Aguijón" se consideró obligado a intervenir en la polémica que enfrentó a la Iglesia y el Estado y a este fin editó unas "hojas volanderas" que abrió con la frase: "Con la Iglesia hemos topado".

http://www.scribd.com/doc/36450864

AGUIJÓN 10

La agricultura fue siempre fundamental en la economía de nuestras islas y, de forma muy especial, en esta zona. El desarrollo turístico y el consiguiente desplazamiento del campo a la ciudad ha supuesto cambios de largo alcance en costumbres y mentalidades.

Nos pareció interesante rastrear en esta parcela de la actividad de nuestras gentes y a ello dedicamos varios artículos: El espacio geográfico del Valle, Agricultura de ayer y de hoy, Arte y Agricultura, Chasna: La historia de un barrio rural.

Completa el número un conjunto de artículos entre los que destaca uno dedicado a un líder obrero –Domingo Pérez Trujillo–, otro a una aproximación al estado de la Sanidad y un tercero en el que se hace un llamamiento a la recuperación de la Academia de Dibujo "Perdigón".

La portada es de Bernardino Hernández.

AGUIJÓN 11

El que sería el canto de cisne del periódico iba a estar dedicado a los niños y a los adolescentes.

Un recorrido por los juegos infantiles y por los juguetes de una época de autarquía acabaría desprendiendo, como no podía ser de otro modo, cierta nostalgia por un tiempo ya perdido.

Páginas con dibujos y microrelatos de niños de los colegios de la zona se complementaban con artículos en torno al rendimiento escolar, la visión estereotipada de los jóvenes y con un debate sobre el fracaso educativo.

El relato de la visita de una poetisa a la "Casa del Alemán", en la Calle Viera, pone un tono de novela de misterio –con aire gótico– a las páginas del periódico.

Las secciones habituales cierran el último número de una aventura estimulante.

1 comentario:

josé luis sánchez dijo...

Buen trabajo el de aquellos tiempos y el subirlos a tu blog para el acceso a todos.